La Marea Verde vuelve a la calle el sábado 17

Aquí os dejamos enlaces al blog de la marea verde y de la zona Oeste (pinchad las imágenes!!), para manteneros informad@s. La movilización sigue, ¡la pública no se toca!

Una respuesta a La Marea Verde vuelve a la calle el sábado 17

  1. tengo las botas, me falta la nieve dijo:

    Carta de una madre implicada:

    Si no nos escuchan es por cobardía…¿o por desprecio?

    Lo confieso: tengo una debilidad por los hombres que visten bien.

    Ayer estuve en la DAT Villalba. De lo que pasó allí ya se ha hecho eco en los medios (http://www.lavanguardia.com/local/madrid/20111109/54237975006/agentes-de-guardia-civil-echan-de-la-sede-del-area-territorial-oeste-a-50-padres-por-protestar-por.html).

    Yo sólo quiero puntualizar que éramos cincuenta personas allí presentes (seis de Colmenarejo), pero a los efectos éramos miles de madres y padres porque representábamos a las Plataformas para la Educación de toda la zona oeste de Madrid. Presentábamos en registro cientos de escritos Expone-Solicita exigiendo la retirada de las ya famosas “Instrucciones de comienzo de curso 2011/12” y después exigíamos in situ una reunión con el director de área, D. José Macías, a la cual él se negó aludiendo excusas de lo más variopinto (agendas apretadas, secretarias tomando café, nuestros malos modales…).

    Pero a lo que iba. Antes de ser “desalojados” por la Guardia Civil, que actuó como policía privada del sr. director (me ahorro las mayúsculas de su respectivos cargos, ya que no puedo mandar a desalojarles), venían a nuestro encuentro dos hombres. Parecían haber estudiado en la Escuela Pública que quiere implantar la Comunidad de Madrid, ya que sólo sabían balbucear algunas palabras.

    Uno era el guardia de seguridad que, negándonos el paso, repetía una y otra vez: “¡De aquí no pasa nadie porque lo digo yo!” (cuando queríamos sentarnos en el hall esperando una respuesta del director en cuestión, y él opinaba que “gentuza” como nosotros que vestíamos camisetas verdes debería esperar a la intemperie, y eso a pesar de que habíamos dejado el perro y la flauta en casa). El otro, el secretario general de la DAT, se limitaba a decir que el director no iba a recibir a nadie y si no nos íbamos llamaría a la Guardia Civil. En ningún momento les interesaban nuestros motivos ni la obligación que tienen como administración pública a escuchar a toda la comunidad educativa, incluido a las madres y a los padres de los alumnos.

    Yo estuve al lado, tomándome un café, esperando, como todos, a si iba a haber entrevista o no, no estábamos manifestándonos. Aparte del intercambio verbal muy pobre en argumentos, observaba el traje de marca, gris claro que vestía el secretario general y que le quedaba muy bien, y el uniforme mal hecho del guardia de seguridad. (Más de una vez me he preguntado dónde fabricarán esos uniformes). Y me imaginaba qué pasaría si les obligásemos a cambiarse el traje. ¿Nos despreciaría menos el secretario general vistiendo el uniforme marrón del guardia? Subiéndole de categoría al guardia -que tiene una criatura en la escuela pública, como nos confesó- vistiéndole con el traje de marca cara, y metiéndole a ejercer el rol del secretario general o director de área, acogería benévolamente nuestra petición de tener una entrevista con él.

    ¿Qué es lo que mueve a gente metida en uno u otro uniforme (porque los trajes de marca selecta son el uniforme de los que nos quieren gobernar) a despreciar a las opiniones, inquietudes y peticiones de la ciudadanía? ¿Es el desprecio, es la cobardía? Ayer solamente ejercíamos nuestros derechos y obligaciones para la educación de nuestros hijos, y nos trataron como delincuentes.

    Ya que parece que el secretario general entiende más de trajes que de educación, se lo voy a decir con una metáfora: queremos que la educación de nuestros hijos sea como su traje, es decir, de calidad, hecho a medida, con todo el saber hacer centenario y con buenos materiales. No queremos que sea como el uniforme del guardia, de tela tosca, color deprimente, fabricado en serie. Con el caos creado desde el principio de curso 2011/2012 los más perjudicados son nuestros hijos y están perdiendo el curso debido a los recortes y no a la huelga del profesorado que es sólo una consecuencia.

    No nos basta con que los centros educativos funcionen “como sea”. Queremos que funcionen bien, educando a personas, educando en valores, educando en la solidaridad y en la dignidad. Y para eso no queremos tener que ir ni a centros concertados ni a privados, porque esa educación la pagamos entre todos. Y porque es para nuestros hijos, y para los hijos siempre se quiere lo mejor. ¿Es tan difícil de entender?

    Susanne Lehmann

    Grupo de trabajo de movilizaciones de madres y padres del IES Colmenare

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s